News

Hot Chip presenta un nuevo tema: "Flutes"

El conjunto electrónico inglés Hot Chip reveló la primera canción de lo que será su quinto disco de estudio, de nombre In Our Heads, en un original video de Youtube.
El conjunto electrónico inglés Hot Chip reveló la primera canción de lo que será su quinto disco de estudio, de nombre In Our Heads, en un original video de Youtube. El clip está filmado de manera muy amateur aunque con un efecto interesante no apto para epilépticos o personas mareables. La cámara ingresa al estudio de grabación y se ubica en lo que se supone es un tocadiscos. Ahí, con un audio bastante casero, comienza a sonar el flamante tema Flutes, mientras la cámara gira sobre su eje y se intercalan algunas imágenes fijas de los músicos en el lugar. Flutes es el séptimo tema en el tracklist del nuevo LP y uno de los primeros compuestos para este trabajo, según contó el propio Joe Goddard. "Me gusta cuando las bandas regresan con algo que es fresco e inusual", aclara Goddard y agrega: "Es una canción más ambiciosa que otras cosas que hemos hecho en el pasado. Trabajé mucho en ella para asegurarme que esté constantemente desenvolviéndose de un modo infrecuente. Estoy encantado con cómo quedó". Las temáticas del LP rondan la alegría y el éxtasis, así como una perspectiva soleada de la vida, en general. El músico expresa también que si bien el proceso de este disco fue menos "agonizante" que los anteriores, algunas canciones muestran un alcance mucho más amplio: "Estoy obsesionado con los extended mixes de los 80 que aparecían en los maxi singles de 12". Los discos de esa época tienen un hermoso gran sonido, algunos son épicos. Hay un montón de sonidos diferentes y son pistas de siete u ocho minutos. Realmente me gustan esos discos. Me gustan esos momentos en una disco cuando después de haber estado tocando techno durante media hora, surge música balear que lleva a todos a ese momento feliz. Estuvimos pensando mucho sobre esos momentos de éxstasis". In Our Heads saldrá a la venta el 11 de junio y será la primera aventura de Hot Chip en su nuevo sello, el prestigioso Domino. Vía Pitchfork